El Sheriff y su gente guardan este año su tipo más en secreto que nunca

Ensayos/Chirigotas
El grupo ensayando en Loreto

Como buenos chirigoteros de Loreto, el Sheriff y su gente ensayan cerca del barrio con el que se les asocia carnavalescamente hablando. Juan Manuel Braza nos cuenta con la sencillez que le caracteriza que “aquí estamos liados con una nueva apuesta, a ver como sale el tema”. Conseguimos profundizar un poco más en esa nueva apuesta y el autor de ‘Los secretos’ nos cuenta que “mantenemos el estilo de siempre aunque este año arriesgamos un poquito más porque llevamos dos personajes en lugar de uno”. Uy, secreto, secreto. En cuanto a su posible relación con el tipo de 2012, El Sheriff se muestra absolutamente rotundo al afirmar que “no tiene nada que ver porque no queríamos caer en la monotonía, se trata de una puesta en escena totalmente distinta”. Esa aseveración nos lleva a consultarle sobre si no veremos a la chirigota que estamos acostumbrados en cuanto al estilo pero El Sheriff rápidamente nos corrige: “musicalmente seremos como siempre y aprovecharemos el trampolín del Falla para que nos escuchen, para que los medios de comunicación trasladen nuestra protesta cantada. Hay que decir lo que se piensa desde el respeto y sin ofender”. En relación a los componentes subraya que “se mantiene el germen del grupo con la única modificación de la baja de un guitarra que se ha marchado con la comparsa de Kike Remolino y que ha sido sustituido por el antiguo punteado de ‘Los carroñeros’, un chaval que llevaba seis años con Luis Rivero”. Juan Manuel Braza tampoco se esconde a la hora de hablar del presunto declive que están sufriendo los clásicos y de que su figura permanece inasequible a los desalientos. En su opinión “los años pasan y algunos componentes comienzan a cansarse de no recibir sus frutos. Yo me siento más chirigotero que autor y hay años en los que pese a que tu chirigota quede 7ª, como nos sucedió con ‘De tienda en tienda’, el cariño de la calle luego te lo cura todo. Y yo me quedo con eso. Pero también puedo entender que haya autores que han pagado el hecho de no poder conservar el mismo grupo. Por ejemplo Manolín que ha cambiado hasta tres veces en los últimos años. Cada vez es más difícil empezar desde cero”. Finalmente le pedimos un secreto y era que nos desvelara sus objetivos para el próximo Concurso. La respuesta no pudo ser más contundente: “llevarme el primer premio”. Sin embargo sobre el secreto mejor guardado que es el tipo, nanai.